Cómo Limpiar Las Manijas De Las Puertas: Guía Definitiva

Las manijas de las puertas son elementos que posiblemente tocamos más veces al día sin darnos cuenta, pero que a menudo olvidamos incluir en nuestra rutina de limpieza. Cuando no se limpian con regularidad, pueden acumular una cantidad significativa de gérmenes y bacterias dañinas. Así que, ¿cómo se limpian las manijas de las puertas? Aunque este pueda parecer un trabajo complicado o poco importante, es en realidad una tarea simple y necesaria en cada hogar.

Limpieza con de puerta con piedra blanca…

Reconocer la Importancia de la Limpieza de las Manijas de las Puertas

Antes de sumergirnos en el proceso de limpieza como tal, es crucial comprender por qué es esencial mantener limpias las manijas de las puertas. Gracias a nuestra constante interacción con estas piezas de hardware, son lugares ideales para la acumulación y propagación de bacterias y virus. Por ende, es crucial incorporar su limpieza en tu rutina de higiene en casa o en la oficina.

Materiales Necesarios para la Limpieza de las Manijas de las Puertas

Dependiendo del material de tus manijas de puertas; ya sean de acero inoxidable, bronce, latón, cristal, cerámica, entre otros, la lista de materiales de limpieza puede variar. Sin embargo, para una limpieza estándar y efectiva, necesitarás:

  • Jabón suave o detergente
  • Paño suave o esponja
  • Desinfectante (preferiblemente a base de alcohol)
  • Cepillo de dientes viejo (opcional)

Proceso de Limpieza de las Manijas de las Puertas

Ahora que tenemos los materiales a la mano, es momento de profundizar en el proceso de limpieza. Aquí presentamos una guía paso a paso para limpiar las manijas de puertas de manera efectiva:

  1. Preparación: Antes de comenzar, es importante eliminar cualquier tipo de joyería u objetos de las manos que puedan arañar o dañar las manijas de las puertas.
  2. Limpieza: Mezcla un poco de detergente o jabón con agua tibia. Empapa el paño suave o esponja en esta solución y procede a limpiar las manijas de las puertas. Es importante hacerlo con movimientos suaves para evitar arañazos.
  3. Detalle: Para las áreas difíciles de alcanzar, puedes utilizar un cepillo de dientes viejo. Asegúrate de hacerlo también con movimientos suaves para no afectar la superficie del material.
  4. Enjuagar: Una vez completada la limpieza de las manijas de las puertas, asegúrate de enjuagar bien el residuo de jabón con un paño humedecido con agua limpia.
  5. Secar: Tras el enjuague, seca completamente las manijas de las puertas para evitar la formación de manchas de agua. Puedes hacerlo con un paño seco, limpio y suave.
  6. Desinfectar: Finalmente, para eliminar cualquier bacteria o virus remanentes, aplica un desinfectante a base de alcohol.
  7. Repetir: Este procedimiento debe repetirse con regularidad para mantener las manijas de las puertas limpias y libres de bacterias. Es recomendable hacerlo al menos una vez a la semana, pero si te encuentras en un entorno de alto contacto, puede ser necesario hacerlo con mayor frecuencia.

Mantener limpias las manijas de las puertas es fundamental para evitar la propagación de enfermedades en nuestro hogar o espacio de trabajo. Asegúrate de seguir estos sencillos pasos y verás cómo, con un poco de esfuerzo y tiempo, tus manijas de las puertas brillarán como nuevas y estarán libres de gérmenes.»

Cerrajeros Express | Cerrajería Urgente